Esta página fue traducida por Google Translate, un servicio de traducción instantánea. No se garantiza la precisión de estas traducciones.

Regresar a la versión en inglés

Dando a las niñas la oportunidad de un futuro real con elecciones reales

Photo credit: Graham Crouch ¦ Girls Not Brides | Graham Crouch | Girls Not Brides

Todos los días, aproximadamente 39,000 niñas menores de 18 años se casan. Con frecuencia cometidas bajo el disfraz de tradiciones religiosas o culturales, las niñas que están casadas de niños tienen más probabilidades de ser obligadas a tener relaciones sexuales, a abandonar la escuela, a experimentar embarazos no deseados frecuentes y frecuentes, a exponerse al VIH y tienen un mayor riesgo de intimidad. Violencia de pareja, pobreza, e incluso la muerte.

Desafortunadamente, la lista sigue y sigue en términos de las pesadillas de la vida real que viven estas niñas, con pocas posibilidades de escapar. A las novias se les roba su juventud, su educación, su salud y su futuro.

Papel clave del gobierno de los Estados Unidos en la terminación del matrimonio infantil

Como actor clave en la configuración de las prioridades de desarrollo global (prioridades que incluyen la educación, la atención médica, la seguridad alimentaria, el empoderamiento económico y el fin de la violencia contra las mujeres y las niñas), los Estados Unidos tienen un papel importante para poner fin al matrimonio temprano y forzado en todo el mundo. No podemos lograr un desarrollo real y sostenible sin proteger y garantizar el derecho de todas las niñas a decidir si, cuándo y con quién se casan.

La importancia de terminar con el matrimonio infantil ha recibido una atención cada vez mayor en los últimos años, y la voluntad política para abordar el problema se encuentra en un punto de inflexión. Ahora es el momento para que el gobierno de EE. UU. Traduzca esta retórica en más dólares invertidos estratégicamente en políticas y programas para prevenir el matrimonio infantil y apoyar a las niñas que ya están casadas.

Con la reciente aprobación de la Ley de Violencia contra las Mujeres (VAWA, por sus siglas en inglés), el Secretario de Estado John Kerry ahora tiene un mandato legislativo para producir una estrategia multisectorial y multianual para poner fin al matrimonio infantil.

El aspecto multisectorial del mandato legislativo es importante porque existe una diversidad de causas fundamentales del matrimonio infantil, incluida la desigualdad de género, la pobreza y las prácticas religiosas y consuetudinarias. Por lo tanto, las soluciones para terminar con el matrimonio infantil deben ser igualmente diversas y abarcar una gama de sectores (como la salud, la educación y el empoderamiento económico) para brindar una respuesta integral y global que aborde las necesidades completas de las niñas casadas y solteras.

Como copresidente de Girls Not Brides USA, la Coalición Internacional para la Salud de las Mujeres está trabajando para garantizar que el gobierno de los Estados Unidos, que trabaja en todas las agencias y agencias relevantes, desarrolle e implemente una estrategia integral para poner fin al matrimonio infantil. Esto incluye la asignación de los fondos necesarios para ejecutar la estrategia en su totalidad, así como el monitoreo de los esfuerzos y la medición del progreso hacia el cumplimiento de nuestros objetivos.

Se estima que 140 millones de niñas se convertirán en novias entre 2011 y 2020. El hecho de no priorizar el desarrollo y la implementación de políticas y programas integrales para las niñas casadas y solteras es, en última instancia, un fracaso para ayudar a las niñas que más lo necesitan a vivir saludables, seguras, educadas y Vidas empoderadas.

Nuestras perspectivas de futuro como comunidad global dependen de si decidimos tomar medidas decisivas y estratégicas ahora. Las chicas simplemente no pueden y no deben tener que esperar más.

Démosle a las niñas una opción y una oportunidad para un futuro real.