Matrimonio infantil y la ley

Las leyes que establecen una edad mínima para contraer matrimonio son una manera importante de proteger a los menores de edad de casarse antes de estar preparados.

Es importante que la legislación reconozca a las niñas y los niños como tales y que se les otorgue toda la protección de la ley. Los gobiernos deben tener legislación clara y consistente que establezca los 18 años como la edad mínima para contraer matrimonio.

Deben implementarse salvaguardas adecuadas para garantizar que no se utilice el consentimiento de los padres u otras excepciones para obligar a las niñas a casarse.

La existencia de leyes que establezcan una edad mínima para contraer matrimonio es una herramienta importante que ayuda a quienes trabajan para disuadir a las familias y comunidades de casar a sus hijas cuando son niñas o adolescentes.

Photo credit: Kanishka Afshari | FCO/DFID

¿TODOS LOS PAÍSES TIENEN UNA EDAD MÍNIMA PARA CONTRAER MATRIMONIO?

Crédito de la foto: Kanishka Afshari | FCO/DFID

La mayoría de los países del mundo tienen leyes que establecen una edad mínima para contraer matrimonio, normalmente a los 18 años.

Sin embargo, muchos países prevén excepciones a la edad mínima para contraer matrimonio, con consentimiento de los padres o autorización de la corte. Otras excepciones permiten que leyes consuetudinarias o religiosas que establecen edades más bajas para contraer matrimonio prevalezcan sobre las leyes nacionales. Dichas excepciones socavan la eficacia de las protecciones legales en contra del matrimonio infantil.

Según un mapeo de 2013 de las leyes sobre la edad mínima para contraer matrimonio, realizado por el Centro de Análisis de Políticas de World (World Policy Analysis Center), en 93 países se autoriza el casamiento de las niñas y adolescentes antes de los 18 años de edad con el consentimiento de los padres.

Los marcos legales pueden reforzar las desigualdades de género, en lugar de cuestionarlas. [1] El Centro de Análisis de Políticas de World (World Policy Analysis Center) encontró que 54 países permiten que las niñas y adolescentes se casen entre uno y tres años antes que los niños y adolescentes.

[1] World Policy Analysis Centre, Changing Children’s Chances: New Findings on Child Policy Worldwide, 2013

¿POR QUÉ LA EDAD MÍNIMA PARA CONTRAER MATRIMONIO DEBE SER LOS 18 AÑOS?

Las organizaciones miembro de Girls Not Brides creen que los 18 años debe ser la edad mínima para contraer matrimonio de acuerdo con el marco internacional de derechos humanos.

Al establecer la edad mínima para contraer matrimonio en 18 años, se fija un estándar de madurez que protege a las niñas y los niños de casarse cuando no están preparados física, mental o emocionalmente. ¿Por qué deberíamos permitir que las niñas y los niños se casen a una edad en la que, por ejemplo, todavía no tienen el derecho a votar o a celebrar otros contratos legales? La definición de niñez generalmente más aceptada es hasta los 18 años, en concordancia con la Convención sobre los Derechos de la Niñez.

La edad mínima para contraer matrimonio de 18 años también ayuda a garantizar que los niños puedan dar su consentimiento libre y pleno para casarse y tengan el nivel mínimo de madurez necesario antes de hacerlo.

¿QUÉ DICE LA LEGISLACIÓN INTERNACIONAL SOBRE EL MATRIMONIO INFANTIL?

El matrimonio infantil, las uniones tempranas o el matrimonio sin el consentimiento libre y pleno de las dos partes es una violación a los derechos humanos y no está en concordancia con varios acuerdos regionales e internacionales, que incluyen:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés)

La Convención sobre el Consentimiento para el Matrimonio, la Edad Mínima para Contraer Matrimonio y el Registro de los Matrimonios

La Convención sobre los Derechos de la Niñez (CRC por sus siglas en inglés)

El Protocolo de la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos sobre los Derechos de la Mujer en África (también conocido como “el Protocolo Maputo”)

La Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar de la Niñez

La Convención Interamericana de Derechos Humanos

Muchos instrumentos internacionales exigen una edad uniforme para el matrimonio y enfatizan la importancia del consentimiento libre, pleno e informado para el matrimonio.

La CRC recomienda que la edad mínima para contraer matrimonio sea de 18 años, mientras que la CEDAW obliga a los estados a garantizar, sobre la base de la igualdad entre el hombre y la mujer, el derecho a elegir libremente un cónyuge y contraer matrimonio sólo con consentimiento libre y pleno.

Se puede encontrar una lista completa de disposiciones de instrumentos regionales e internacionales pertinentes a la protección contra el matrimonio infantil y las uniones tempranas, preparada por el Foro sobre Política Infantil de África, aquí.

¿QUÉ TAN ÚTIL ES EL MARCO NORMATIVO REGIONAL E INTERNACIONAL SOBRE LA EDAD MÍNIMA PARA CONTRAER MATRIMONIO PARA PROTEGER A LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DEL MATRIMONIO INFANTIL Y LAS UNIONES TEMPRANAS?

Los acuerdos regionales e internacionales que prohíben el matrimonio infantil establecen normas, a las que los gobiernos deberían adherir, para proteger a los niños de casarse antes de estar preparados. Estas normas también actúan como una medida de rendición de cuentas: los gobiernos tienen que informar a los comités que los supervisan cómo están implementando las normas

Pueden usarse para responsabilizar a los gobiernos por no implementar y cumplir con las obligaciones adquiridas relacionadas con el matrimonio infantil y las uniones tempranas de acuerdo a las convenciones.

Crédito de la foto: Dominic Chavez | Banco Mundial

Photo credit: Dominic Chavez | World Bank

¿CUÁLES SON LOS DESAFÍOS EN LA APLICACIÓN DE LEYES QUE PROHIBEN EL MATRIMONIO INFANTIL?

Incluso donde existen sólidos marcos legales, su aplicación es muchas veces débil. Estos son algunos de los problemas comunes, y las posibles soluciones.

Problema: Las leyes sobre la edad para el matrimonio se contradicen entre sí. Soluciones:  Definir a la niñez como las personas menores de 18 años, sin excepciones. Establecer la edad mínima legal para contraer matrimonio a los 18 años tanto para hombres como para mujeres. Armonizar todos los sistemas legales (civil, criminal, de familia y consuetudinario) con ese estándar.

Problema: Las uniones y los matrimonios infantiles se practican fuera de la ley. Soluciones: Trabajar con líderes religiosos y tradicionales para concientizar sobre la ley, el impacto nocivo del matrimonio infantil y las uniones tempranas y sobre las alternativas para las niñas y adolescentes. Asegurarse de que se solicite una prueba de edad antes de una boda y que reporten los casos de matrimonio infantil o uniones tempranas a las autoridades pertinentes.

Problema: El registro de matrimonios y nacimientos es deficiente o no existe. Soluciones: Hacer que el registro de matrimonios y nacimientos sea obligatorio y gratuito (o de bajo costo). Asegurarse de que haya un sistema de registro civil eficaz, invirtiendo en infraestructura y capacitación de las autoridades locales.

Las posturas de diferentes religiones o tradiciones sobre el matrimonio infantil y las uniones tempranas son mal interpretadas. Soluciones: Encontrar y crear espacios para diálogos respetuosos con líderes religiosos y autoridades tradicionales. Promover interpretaciones alternativas de los textos religiosos para mostrar que ninguna religión promueve el matrimonio infantil o las uniones tempranas. Aumentar la conciencia sobre el impacto negativo del matrimonio infantil y las uniones tempranas entre líderes religiosos y autoridades tradicionales.

El matrimonio infantil y las uniones tempranas se practican en áreas rurales con pocos recursos para implementar la ley. Soluciones: Crear o fortalecer los sistemas de protección infantil. Apoyar los servicios y sistemas de apoyo legal.

Las personas menores de edad víctimas del matrimonio infantil tienen problemas para lograr llevar sus casos ante la justicia, debido a su edad, falta de información o de recursos. Soluciones: Capacitar a las autoridades locales que aplican la ley para que respondan ante casos de matrimonio infantil y de violencia basada en el género. Fortalecer el acceso a servicios legales gratuitos para las víctimas de matrimonio infantil.

Para ver nuestra Teoría del Cambio (en inglés), visite www.girlsnotbrides.org/child-marriage-theory-of-change