¿POR QUÉ SE PRACTICA?

El matrimonio infantil tiene sus raíces en la desigualdad de género y en la creencia de que las niñas, adolescentes y mujeres son de alguna manera inferiores a los niños, adolescentes y hombres.

El matrimonio infantil y las uniones tempranas son un asunto complejo. La pobreza, la falta de educación, las prácticas culturales y la inseguridad fomentan y sostienen esta práctica.

Pero los factores varían de una comunidad a otra y la práctica es vista de forma diferente en distintas regiones y países, y aún dentro del mismo país.

DESIGUALDAD DE GÉNERO

En muchas comunidades en las que se practica el matrimonio infantil y las uniones tempranas, las niñas y adolescentes no son valoradas tanto como los niños y adolescentes; son vistas como una carga para la familia. Casar a una hija a edad temprana puede ser visto como una manera de aliviar las dificultades económicas pasando esa “carga” a la familia de su pareja. [1]

El matrimonio infantil y las uniones tempranas también son fomentados por valores patriarcales y por el deseo de controlar la sexualidad femenina; por ejemplo, cómo debe comportarse una niña o adolescente, cómo debe vestirse, a quién tiene permitido ver, con quién puede casarse, etc.

Las familias vigilan de cerca la sexualidad y la virginidad de sus hijas, para proteger el honor familiar. Las niñas y adolescentes que tienen relaciones o quedan embarazadas fuera del matrimonio son humilladas por llevar el deshonor a sus familias. [2]

TRADICIÓN

El matrimonio infantil y las uniones tempranas son una práctica tradicional que en muchos lugares ocurre sencillamente porque se ha hecho por generaciones.  Para algunas comunidades, el inicio de la menstruación en las adolescentes significa que ya se han convertido en mujeres. El matrimonio y las uniones son, por lo tanto, el paso siguiente para darle a una niña o adolescente su estatus como esposa y madre.

Las prácticas tradicionales nocivas pueden estar conectadas entre sí. En el sur de Etiopía, por ejemplo, el matrimonio infantil normalmente se produce después de la práctica de la mutilación/ablación genital femenina, que se considera un rito de transición a la edad adulta. [3]

A menudo las prácticas tradicionales no se cuestionan porque han sido parte de la vida y la identidad de una comunidad por mucho tiempo. Pero como dice Graça Machel, viuda de Nelson Mandela, las tradiciones están hechas por la gente, y la gente puede deshacerlas.

POBREZA

Más de la mitad de las niñas y adolescentes de las familias más pobres en el mundo en desarrollo se casan cuando son menores. [4] Cuando la pobreza es extrema, las familias y a veces las mismas niñas y adolescentes creen que el matrimonio será una solución para garantizar su futuro.

Entregar a una hija en matrimonio permite a los padres reducir los gastos familiares asegurándose de que tienen una persona menos para alimentar, vestir y educar. Las familias también pueden pensar que invertir en la educación de sus hijos es más útil. En algunos casos, el matrimonio de una hija es una forma de pagar deudas, solucionar conflictos o establecer alianzas sociales, económicas y políticas.

En comunidades donde se paga una dote o un “precio por la novia”, a menudo éste es un ingreso bienvenido para las familias pobres. Cuando la familia de la novia le paga al novio una dote, frecuentemente tienen que pagar menos dinero si la novia es joven y sin estudios.

INSEGURIDAD

Muchos padres casan a sus hijas cuando son niñas o adolescentes porque sienten que es lo mejor para ellas, frecuentemente para garantizar su seguridad en áreas en las que corren riesgo de acoso y agresión física o sexual.

El matrimonio infantil y las uniones tempranas pueden aumentar durante las crisis humanitarias, como en zonas de conflicto o después de un desastre natural. Cuando las familias enfrentan dificultades aún mayores, pueden ver el matrimonio infantil o las uniones tempranas como un mecanismo para hacer frente a la pobreza y la violencia. Nueve de cada diez países con las tasas más altas de matrimonio infantil son considerados estados frágiles. [5]

FUENTES

[1] Save the Children UK, Rights of Passage, 2003

[2] American Jewish World Service (AJWS) y otros, Child, Early and Force Marriage and the Control of Sexuality and Reproduction, 2015

[3] Young Lives, Child Marriage and Female Circumcisions (FGM/C): Evidence from Ethiopia, Policy brief 21, julio de 2014.

[4] ICRW y Girls Not Brides, Taking action to address child marriage: the role of different sectors: Economic Growth and Workforce Development brief, 2015.

[5] Según lo define la OCED.